El DE en pleno siglo XXI

Desde hace un par de semanas me fui de espaldas al ver que una de mis colaboradoras en el centro de trabajo agregó a su servicio de mensajería favorito el un de "sunombreyelapellidodesuesposo"; después de su boda.

Por supuesto esto me obliga a reflexionar en cuantas mujeres no están agregando oficialmente el " de" a su nombre de "casada".

¿Qué pasara el día que que ellas se divorcien? y tengan entonces que pasar por la pena de mandar a reimprimir muchos de los papeles de carácter oficial, porque han dejado de pertenecer a su esposo...